no es el cuchillo más afilado del cajón 🔪

no es el cuchillo más afilado del cajón 🔪

Scream, o Scream 5 para los que tengan razón, lleven las cuentas, ve reaparecer en la gran pantalla una licencia que creíamos enterrada con la muerte de su director, Wes Craven. Podría haber sido mejor…

En 2015, Wes Craven nos dejó, dejando tras de sí una carrera rica en obras maestras sangrientas que le valieron el título de maestro del terror. Y si podemos citar como clásicos absolutos La última casa a la izquierda o Las garras de la noche, también le debemos haber resucitado el slasher (subcategoría donde un asesino psicópata elimina a sus víctimas una a una) en 1996 con Scream. Un auténtico fenómeno, la película habrá estado marcada tanto por sus asesinatos como por su conciencia del universo que le rodea, abriendo así la puerta a lo que se ha puesto de moda en los últimos años en Hollywood: el meta. ¿Qué podría ser mejor que ver a los personajes conscientes del código siendo engañados por un asesino que los usa?

© Paramount Pictures

Con morbosa ironía, Scream y sus tres secuelas harán un recorrido, cada una a su nivel, por las costumbres de sus épocas, que van desde la crítica de Hollywood en la tercera parte hasta el atractivo de la popularidad en las redes sociales en la cuarta. . A través de las puñaladas, una saga de ficción inspirada en los acontecimientos de los largometrajes, el arte de utilizar el cine en el cine nunca ha sido tan bien empleado. Y como la franquicia no podía extinguirse con su casa matriz, la empresa obliga, era necesario buscar un remplazo, o remplazos en este caso. Desde un punto de vista personal, la elección de Matt Bettinelli-Olpin y Tyler Gillett parecía lógica ya que su Wedding Nightmare parecía mostrarlos como dignos herederos alimentados con las obras del padre Craven.

© Paramount Pictures

Un legado del que no pretendían burlarse al ofrecer regresar al nunca pacífico Woodsboro, donde comienza de nuevo una serie de asesinatos, obligando a una nueva generación a enfrentarse a Ghostface mientras que la anterior pretende trazar una línea final sobre los asesinos disfrazados.

© Paramount Pictures

Llamamos a un nuevo elenco, traemos de vuelta a Neve Campbell, Courteney Cox y David Arquette y volvemos a “¿cuál es tu película de terror favorita?” “. La idea, aunque inútil, podría volverse placentera si estuviera bien llevada; especialmente en un momento en que las “recuelas” (secuelas de remake como Star Wars: El despertar de la fuerza, El legado de los cazafantasmas, etc.) se han apoderado de la gran pantalla. Nostalgia siendo extremadamente lucrativo al mismo tiempo que ofrece un considerable ahorro de tiempo para los guionistas inspirados en contentarse con utilizar el trabajo de sus predecesores.

Scream ya no tiene ni fuerzas para gritar

Si bien Scream ha hecho todo lo posible para deshacerse de su número de serie, como una promesa de un regreso al original, toda la película grita su estado de quinto episodio. Ha pasado el tiempo y Ghostface carece de creatividad. Si bien no lo estamos pasando mal y el entretenimiento del gato y el ratón a sangre y espadas está asegurado, por lo que la película debería atraer fácilmente a una nueva audiencia, este regreso a casa no muestra inspiración.

© Paramount Pictures

Cada obra de Craven supo provocar lo inesperado jugando con sus clichés, mientras que este Scream se contenta con multiplicar las llamadas al original, casi al límite de la parodia. Es solo si tendremos derecho a algunas réplicas en torno a las famosas “recuelas”, mientras que el metraje cae completamente en primer grado. Como si pensara que es más inteligente de lo que es, la película encadena metafrases sin comprender su relevancia, seguramente encontrando más divertido ahogarse en su abundancia de referencias muy sutiles… a menos que llamar a su heroína Sam Carpenter pueda considerarse una sutileza.

© Paramount Pictures

Incluso el elenco original no tiene idea de lo que están haciendo allí, sin lograr que sintamos ninguna sensación de satisfacción al verlos nuevamente en la pantalla.

© Paramount Pictures

Esta quinta obra no es una mala copia, pero se queda en una copia que intenta surfear totalmente el aura de la primera película, hasta retomar las escenas, sin aportar nada nuevo. Podríamos haber estado satisfechos con la efectividad de su apariencia sangrienta al cerrar los ojos a medias ante sus defectos si no hubiera pretendido saber lo que querían los fanáticos. Porque lo sabemos, y definitivamente no es ese Scream.

Pedro Perez

Pedro Perez

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Ver más

  • Responsable: okjuegos.es.
  • Finalidad:  Moderar los comentarios.
  • Legitimación:  Por consentimiento del interesado.
  • Destinatarios y encargados de tratamiento:  No se ceden o comunican datos a terceros para prestar este servicio. El Titular ha contratado los servicios de alojamiento web a Cyberneticos CPD que actúa como encargado de tratamiento.
  • Derechos: Acceder, rectificar y suprimir los datos.
  • Información Adicional: Puede consultar la información detallada en la Política de Privacidad.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos y para fines de afiliación y para mostrarte publicidad relacionada con sus preferencias en base a un perfil elaborado a partir de tus hábitos de navegación. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Ver Política de cookies
Privacidad