ladrones de gran corazón en Dreamworks

ladrones de gran corazón en Dreamworks

Dreamworks regresa con una nueva licencia en el cine. ¿Los Bad Guys lograron robarnos el corazón? Crítico.

Ha pasado un tiempo desde que Dreamworks ofreció una licencia inédita. Últimamente, los estudios de animación nos han regalado secuelas de Baby Boss, The Croods e incluso Trolls. La última novedad data de 2019, con la bonita fábula Abominable. En esta ocasión, la firma cambia de registro y nos sumerge en el corazón de una vasta aventura a medio camino entre Ocean’s Eleven y Zootopia.

La trama sigue a una banda de animales criminales que están a punto de dar su mayor golpe: convertirse en ciudadanos respetables. Pero el camino hacia la redención está plagado de trampas y surge un nuevo antagonista.

Tendrán que mostrar sus credenciales para restaurar su imagen en la sociedad y poner a esta mente maestra criminal fuera de peligro. Para ayudarlos en sus negocios, pueden contar con una ayuda inesperada, por decir lo menos. Wolf, el líder de la pandilla, tendrá que desconfiar más que nunca de las apariencias.

Para su nuevo largometraje, Dreamwork no parte de la nada. Los estudios han optado por adaptar una serie de cómics australianos, imaginados por Aaron Bbley. Una idea que germinó en la cabeza del director francés Pierre Perifel. Tras una sólida carrera en Dreamworks como animador, el cineasta se encargó de su primer proyecto en solitario.

el cine de los malosCréditos: Dreamworks

tanque de lobo

Una adaptación que pretende consolidarse como Tarantino para niños según su propia confesión. Pero antes de llegar a la taquilla, Pierre Perifel primero tuvo que hacer algunos cambios en el imaginario de la saga sobre el papel. Saliendo del aspecto minimalista, el cineasta toma prestado del universo pop de los viejos dibujos animados, mientras usa tecnologías 3D para construir sus visuales.

Hubo un antes y un después de Spider-Man: Into the Spider-Verse, The Bad Guys es el digno heredero. Dreamworks ha sabido explotar el 3D para incluirlo dentro de una propuesta artística real que, aunque diferente, el estudio no tiene por qué avergonzarse de Sony.

Una mezcla de géneros explosiva y he de admitir que bastante efectiva. Desde los rostros de los personajes, voluntariamente irreales, hasta los decorados de esta ciudad de los 70, es un poco como si Funky Cops se encontrara con Zootopia. Persecuciones en grandes coches, secuencias de robos, nada escapa a la aguda mirada del director. La promesa visual, la de sumergirnos en el corazón de una película de atracos para los querubines, se cumple.

el lobo de los malosCréditos: Dreamworks

Además, no duda en alimentar su historia con numerosas referencias. Hay movimientos de cámara similares a los de Ocean’s Eleven, el aspecto bobo de los personajes de Snatch. Una dinámica que funciona bastante bien entre estas pequeñas bestias peludas y escamosas. Tampoco duda en derribar la cuarta pared, para una secuencia introductoria, literalmente… La película tampoco descuida su luz, para construir una atmósfera a veces retro, a veces neofuturista.

The Bad Guys también juega con elementos visuales de la animación japonesa, para crear un revoltijo de inspiraciones… inspiradas. Una fiesta para los ojos, pero no solo. Del lado de la banda sonora, también, la película de Pierre Perifel indaga en todos lados, e incluso llega a ofrecernos una canción original, que conviene recordar. Después de todo, con este tipo de producción, la creación de un himno original se ha convertido en legión.

Una partitura de jazz que tiene éxito y que se declina a lo largo de la película. Está firmado de la mano de Daniel Pemberton, a quien ya le debíamos la música de Spider-Man: Into the Spider-Verse. Nada pasa por casualidad…

Ladrones que roban nuestros corazones

Pero el aspecto más acertado de esta película de animación reside sobre todo en el lado de su narración. Sin alterar por completo los códigos del género, The Bad Guys se impone como una inmersión vigorizante y conmovedora en el corazón de una aventura emocionante que tiene su cuota de sorpresas reservadas.

A través de sus personajes, la nueva película de Dreamworks aborda la diferencia dentro de una sociedad plagada de prejuicios. Una historia que gustará tanto a jóvenes como a mayores aficionados a las producciones animadas. Esta eficaz construcción permite que la película nos suba a bordo durante casi una hora y cuarenta minutos dentro de su colorido y loco universo.

La vimos en francés, solo para hacernos una idea de las interpretaciones vocales de los diferentes actores reclutados para la ocasión. Hay gente hermosa. Pierre Niney, que no está en su primer intento, logra brillantemente rendir homenaje al líder de la banda: Monsieur Loup.

pierre niney los malosCréditos: Dreamworks

Como recordatorio, fue él quien prestó su voz a Fourchette en la última Toy Story. También había interpretado a Fear en la brillante Vice Versa oa Doug en Cro Man. Encuentra a un actor y director que conoce bien: Igor Gotesman, aquel a quien le debemos Cinco encarna aquí a una Serpiente sin escrúpulos, con una mirada que recuerda a la de Johnny Depp en Las Vegas Parano.

Jean-Pascal Zadi (Tout Simplement Noir), Doully y Alice Belaïdi (Hippocrates) se han sumado a la lista. Un reparto francés que no tiene nada que envidiar a su homólogo estadounidense, con Sam Rockwell a la cabeza.

Los chicos malos se llevaron el premio gordo. Mientras Dreamworks prepara el regreso de un personaje icónico de su filmografía, cierto gato con hambre de botas, la película dirigida por Pierre Perifel nos recuerda que con una gran historia y una clara dirección artística se pueden hacer maravillas. Queda por ver si al público le gustarán estas pequeñas bestias.

En los cines, los largometrajes animados todavía luchan por hacerlo bien. La pandemia sigue influyendo en la asistencia al cine, aunque el levantamiento de las restricciones debería darles algo de color. Disney por su parte ahora prefiere reservar el palco de cine para grandes producciones, como Buzz Lightyear que se estrenará el 22 de junio próximo En el cine.

Las últimas producciones de Pixar, como la excelente Alerta roja, se tendrán que conformar con su emisión en la plataforma Disney+. Afortunadamente, Dreamworks llega con su nueva producción, que debería alegrar las vacaciones de primavera.

Pedro Perez

Pedro Perez

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Ver más

  • Responsable: okjuegos.es.
  • Finalidad:  Moderar los comentarios.
  • Legitimación:  Por consentimiento del interesado.
  • Destinatarios y encargados de tratamiento:  No se ceden o comunican datos a terceros para prestar este servicio. El Titular ha contratado los servicios de alojamiento web a Cyberneticos CPD que actúa como encargado de tratamiento.
  • Derechos: Acceder, rectificar y suprimir los datos.
  • Información Adicional: Puede consultar la información detallada en la Política de Privacidad.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos y para fines de afiliación y para mostrarte publicidad relacionada con sus preferencias en base a un perfil elaborado a partir de tus hábitos de navegación. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Ver Política de cookies
Privacidad