el fondo de comedia del desliz de la banda kiki ūü¶ł

el fondo de comedia del desliz de la banda kiki ūü¶ł

Philippe Lacheau y sus amigos abordan el universo de los vigilantes disfrazados con Superhéroes a su pesar. Una comedia que debería atraer a los fanáticos acérrimos de la pandilla Fifi y dejar a todos los demás en duda.

No sabemos qu√© pensar del humor de la banda en Fifi. Si Babysitting hab√≠a sido una muy buena sorpresa, dinamitando un poco los est√°ndares altisonantes de la comedia de pap√° francesa, la segunda obra seguida por Alibi.com nos hab√≠a hecho pensar que el registro de Lacheau y compa√Ī√≠a cuestionaba los chistes estaba luchando por renovarse. Luego vino el olor de Nicky Larson y Cupido y de repente todo fue perdonado. Suponemos que es la mejor adaptaci√≥n de un manga llevada a la pantalla. Ciertamente, no esquivamos las v√°lvulas debajo del cintur√≥n, pero porque se apegaban al personaje y porque no acaparaban la historia -que le dio un lugar de honor a las referencias de una generaci√≥n-, supimos disfrutarlas, e incluso re√≠rnos abiertamente. a cerca de ellos.

© Julien Panie

Ahora que estaba seguro de que el director/guionista era capaz de ir más allá de la etapa anal cuando quería, nos lanzamos a Superhéroes a su pesar con la idea de encontrar el mismo espíritu paródico que su Nicky. Y dada la hegemonía del género de superhéroes sobre el cine, había mucho por hacer.

Philippe Lacheau interpreta a C√©dric, un actor fracasado al que se le ofrece el papel de su vida interpretando al superh√©roe Badman en el cine. Pero despu√©s de un accidente, pierde la memoria y realmente cree que es el justiciero con una peligrosa misi√≥n que cumplir. Para √©l y sus amigos, comienzan los problemas…

Un gran poder conlleva una gran irresponsabilidad

La parodia es un arte delicado que hay que saber manejar con destreza, ya que requiere un gran sentido de la proporci√≥n. Tienes que ser capaz de entender los c√≥digos del g√©nero que est√°s atacando para restaurarlos, distorsionarlos y luego burlarte de ellos sin exagerar, a riesgo de volverte indigesto. Solo hay que mirar el auge y luego la desaparici√≥n de las “Pel√≠culas” (de Miedo, Superh√©roes, etc.) a principios de los 2000 en Estados Unidos para entender que incluso en el pa√≠s de la comida r√°pida, podemos terminar asqueados.

© ESTUDIOCANAL

Eso es bueno, deslizarse en la referencia girando la v√°lvula correcta, el gui√Īo correcto en el momento correcto siempre ha sido el punto fuerte de Philippe Lacheau. Como siempre ha mostrado un profundo respeto por lo que quiere parodiar, sabe d√≥nde presionar para hacer re√≠r a la gente. Los superh√©roes por su cuenta encadenan pues las grandes riendas abiertas a Marvel o DC, destacando unos cuando otros quieren ser m√°s discretos. A menudo se siente como el famoso meme de Internet de √Črase una vez en Hollywood, donde Leo se√Īala la pantalla. En definitiva, una forma de que ‚ÄúFif√≠‚ÄĚ nos diga ‚Äús√© que viste lo que te quer√≠a mostrar‚ÄĚ. ¬°No hay problema, con gusto entramos en la combinaci√≥n!

© ESTUDIOCANAL

Y luego est√°n tambi√©n esos momentos en los que el humor se sublima para caer en lo que podr√≠a hacernos re√≠r en lo m√°s alto de la cesta de la comedia par√≥dica como la ZAZ (Y a t’il un flic‚Ķ). Sin describir las escenas, pensamos en particular en el pasaje donde Alain Belmont (Georges Corraface) quiere volver a su camerino o cada vez que nuestro ‚Äúh√©roe‚ÄĚ quiere camuflarse en la oscuridad. Ya sea en t√©rminos de tiempo o puesta en escena, Philippe Lacheau es capaz de brillar en el g√©nero.

Bandman y Smallex

Y es porque sabemos que el tipo es capaz de marcar la diferencia en este estilo de humor que nos frustra a√ļn m√°s ver que lo que lo hace re√≠r rara vez va m√°s all√° de la parte superior de sus pantalones. En Velocidad, si un autob√ļs va por debajo de los 80 km/h, explota. En Superh√©roes a pesar de √©l, si no hay una broma genital cada 2 minutos, la pel√≠cula estalla. O al menos eso parece pensar Philippe Lacheau.

© ESTUDIOCANAL

As√≠ que no nos vamos a mentir, alguna nos habr√° cogido, pero no podemos decir si es porque quieren estar mejor escritas que sus hermanas o si es a fuerza de desgaste. Al cent√©simo, inevitablemente terminamos ri√©ndonos, al menos por cansancio o nerviosismo. No seamos de mala fe, la discrepancia provocada por unos deslices en la parte inferior de los calzoncillos trabaja duro, en particular gracias a la eterna dupla infernal de Tarek Boudali y Julien Arruti (√Člodie Fontan estando m√°s en el fondo). Excepto que se ahogan en un flujo tan ininterrumpido que terminan sabote√°ndose unos a otros. Por ello, preferimos advertirte: no lleves all√≠ a tus hijos peque√Īos. Est√°bamos hablando de equilibrio anteriormente y en este tema, claramente estamos en sobredosis.

© Julien Panie

Por lo tanto, hay frustración frente a los superhéroes a pesar de sí mismo al ver a Philippe Lacheau siempre caer en la broma fácil del pipí mientras muestra las habilidades para volar más alto. Y porque apreciamos al hombre, queremos creer que él puede renovarse. Quizás la próxima vez.

Pedro Perez

Pedro Perez

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Ver m√°s

  • Responsable: okjuegos.es.
  • Finalidad:  Moderar los comentarios.
  • Legitimaci√≥n:  Por consentimiento del interesado.
  • Destinatarios y encargados de tratamiento:  No se ceden o comunican datos a terceros para prestar este servicio. El Titular ha contratado los servicios de alojamiento web a Cyberneticos CPD que act√ļa como encargado de tratamiento.
  • Derechos: Acceder, rectificar y suprimir los datos.
  • Informaci√≥n Adicional: Puede consultar la informaci√≥n detallada en la Pol√≠tica de Privacidad.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos y para fines de afiliación y para mostrarte publicidad relacionada con sus preferencias en base a un perfil elaborado a partir de tus hábitos de navegación. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Ver Política de cookies
Privacidad